Trata de personas

Definición:

El delito de trata de personas tiene como antecedentes históricos actividades tan antiguas como la esclavitud, el comercio y la trata de esclavos, así como la trata de mujeres o trata de blancas. Sin embargo, los procesos históricos, económicos y jurídicos han ido construyendo un nuevo concepto de la trata de personas y han dejado atrás las figuras mencionadas. Es importante no vincular el actual concepto de trata de personas con sus antecedentes históricos, pues estos constituyen actividades muy diferentes a lo que actualmente se entiende por «trata». Por ejemplo, la esclavitud antes no estaba prohibida y la trata de blancas solo se refería a la trata de mujeres para la prostitución.

La trata de personas es un concepto mucho más amplio, porque sanciona un conjunto de actos que tienen un fin específico: la explotación en sus diversas modalidades.

En noviembre de 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 55° sesión, logró un consenso sobre el concepto de trata mediante la aprobación del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente de Mujeres y Niños —en adelante, Protocolo de Palermo sobre Trata de Personas— que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, adoptada en la misma sesión. Entre el 12 y 15 de diciembre de ese año, 80 Estados firmaron el Protocolo de Palermo sobre Trata de Personas y, actualmente, 146 Estados lo han ratificado; los 4 países de la región andina ratificaron el protocolo entre los años 2002 y 2006.

De acuerdo con el artículo 3 de dicho instrumento, por «trata de personas » se entiende lo siguiente: la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.

Por lo tanto, se puede decir que la trata de personas es:

a) Un delito que implica engañar u obligar a una persona con la finalidad de someterla a una situación de explotación.

b) Un proceso que se inicia con el reclutamiento, continúa con el traslado y la acogida, y finaliza con la explotación de una persona.

 

Aportes:

Sección para compartir aportes.

Compartir: