Derechos humanos

Definición:

Los derechos humanos se han convertido en un concepto de uso corriente, aunque no suscitando necesariamente opiniones favorables a ellos. Muchas veces ese uso general descuida una realidad: el concepto de DDHH no es sencillo.

En la actualidad, resulta evidente sostener que los DDHH son un concepto multidimensional, en constante evolución, puede ser entendido por la combinación o a partir de cualesquiera de las siguientes 4 dimensiones: (1) Dimensión normativa: Un conjunto de NORMAS JURÍDICAS que cumplir; (2) Dimensión filosófica: Un conjunto de VALORES O PRINCIPIOS que compartir; (3) Dimensión político-social: Una AGENDA POLÍTICO-SOCIAL que construir; (4) Dimensión histórica: Una HISTORIA que reconstruir para, en algunos casos, no volver a repetir.

Los derechos humanos son necesarios para que las personas se desarrollen plenamente en todos los campos de su vida, sin interferencias de las autoridades de gobierno, ni de otros ciudadanos. Por ello, pueden ser exigidos por todos y todas, y se adquieren desde el mismo momento de nacer. Sin embargo, para hacer posible que un derecho pueda cumplir o cooperar con tal finalidad es necesario que cumpla con determinadas características:

  • Inherentes: Estos pertenecen a todos los seres humanos, pues se parte de la premisa de que todos nacen con estos. Por tanto, estos derechos no dependen de un reconocimiento por parte del Estado.
  • Universales: La universalidad implica que se reconoce su aplicación y reconocimiento a todo el género humano en todo tiempo y lugar. Por ende, no pueden invocarse diferencias culturales, sociales, económicas o políticas como excusa para su desconocimiento o una aplicación parcial.
  • Inalienables: Por ser irrenunciables, al pertenecer en forma indisoluble a la esencia misma del ser humano; no pueden ni deben separarse de él y, en tal virtud, no pueden trasmitirse o renunciarse a los mismos, bajo ningún título.
  • Inviolables: Porque ninguna persona o autoridad puede actuar legítimamente en contra de ellos, salvo las justas limitaciones que puedan imponerse, de acuerdo con las exigencias del bien común de la sociedad.
  • Imprescriptibles: Porque no se pierden con el transcurso del tiempo, independientemente de si se hace uso de ellos o no.
  • Indisolubles: Porque forman un conjunto inseparable de derechos. Todos deben ser ejercidos en su contenido esencial, al tener igual grado de importancia.
  • Indivisibles: Porque no tienen jerarquía entre sí, es decir no se permite poner unos por encima de otros, ni menos sacrificar un tipo de derecho en menoscabo de otro.
  • Irreversibles: Porque todo derecho formalmente reconocido como inherente a la persona humana, queda irrevocablemente integrado a la categoría de derecho humano, categoría que en el futuro no puede perderse.

Progresivos: Dado el carácter evolutivo de los derechos en la historia de la humanidad, es posible que en el futuro se extienda la categoría de derechos humanos a otros derechos que en el pasado no se reconocían como tales o aparezcan otros que en su momento se consideraban como necesarios a la dignidad humana y por tanto inherentes a toda persona.

Aportes:

Sección para compartir aportes.

Compartir:

Reference: DDHH